fbpx

La fotografía newborn es un arte relativamente joven. Se trata de fotografiar bebés en sus primeros días de vida, cuidando especialmente el estilismo y la iluminación y poniendo mucho énfasis en los detalles y características típicas del bebé recién nacido.

Dentro de la fotografía newborn se puede hablar de dos estilos muy marcados:

Las sesiones newborn “posadas”

Fotografía Newborn

y las sesiones más libres o de Lifestyle:

Fotografía Newborn

Desde luego ambas tienen su encanto y ambas deben realizarse con extremo cuidado.

Un profesional con la formación y experiencia adecuada será capaz de llevar a cabo una sesión newborn, ya sea posada o lifestyle, teniendo en cuenta en todo momento la seguridad del bebé.

Sobretodo en las sesiones newborn posadas nos vemos en la necesidad de concentración extrema, formación y experiencia.

Formación: porque hay que saber cómo mover y cómo posar al bebé. Se trebaja con bebés de muy pocos días de vida (normalmente entre 5-15 días) su cuerpo aún se está formando y es muy frágil, por lo que es fundamental saber cómo moverlo y cómo posarlo.

Para muchas poses lo ideal es trabajar con un ayudante (ya sea alguien contratado para este fin o un padre). Por ejemplo poses como la froggy (ranita) o potatosack (la patata) deberían hacerse siempre con ayuda, obteniendo la pose final con una composición en PS.

Y…. ¿existen trucos para una sesión newborn exitosa?

Desde luego hay factores que favorecen las sesiones, entre ellos:

– Calor: estar en un entorno calentito ayudará al bebé a relajarse, conciliar y mantener el sueño.

– Ruido blanco: después de haber estado tantos meses dentro de la barriga de mamá están más que acostumbrados a los ruidos blancos, por eso una reproducción de White noise les ayuda a relajarse.

– Tranquilidad: Es increíble pero los bebés son capaces de “detectar” nuestro estado de animo, así que una de las claves para una sesión newborn de éxito es crear un ambiente de tranquilidad, tanto para el profesional como para la familia.

– Barriga llena: como dice el dicho: barriguita llena corazón contento! así que ya lo sabés, mucha leche!

– Atrezzo: ya seas un fotógrafo pro-atrezzo o no, lo ideal es tener todo preparado antes de empezar la sesión. Y muy importante: asegúrate que los productos sean adecuados para trabajar con bebés!

– La duración de una sesión newborn es muy variable y dependerá sobretodo del bebé, así que otro consejo: ir preparado para todo!

¿Y si no se duerme?

Ahí está el gran temor de todo fotógrafo newborn….

Si no se duerme hay muchos recursos:

prueba envolverlos con un wrap, casi al 95% de los bebés les gusta estar envueltos y les ayuda a dormir, si no lo consiguen, puedes aprovechar para tener tomas distintas.

Macros: aprovecha y dispara con tu macro, son fotos que los papis aprecian mucho

Muévete: diferentes ángulos nos dan más variedad, trabajar con un bebé despierto puede costar un poquito más, pero tiene su encanto!